Arroz con bogavante

 

Arroz con bogabante

 

El arroz con bogavante es una exquisita receta tradicional de la gastronomía española, sobre todo de las zonas costeras. Es un plato de preparación muy parecida a la paella, y se puede servir tanto con el arroz caldoso como con el arroz más seco.

El bogavante es muy sabroso y da un sabor fantástico al arroz, pero es un producto muy caro por lo que no se puede preparar muy a menudo. Para minimizar este problema podemos utilizar bogavante congelado, el resultado seguirá siendo muy bueno y el plato nos saldrá más económico.

Magnífica preparación para días de fiesta.

 

Ingredientes

(Para 2 personas)

  • 200 g de arroz tipo bomba
  • 150 g de tomate triturado
  • 800 ml de caldo de pescado
  • 1 pimiento rojo pequeño
  • 1 bogavante mediano
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • 1 cucharadita de pimentón dulce DOP Pimentón de La Vera
  • Azafrán en hebras
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva virgen extra

 

Elaboración

Picar una cebolla mediana lo más pequeño posible. Picar el pimento igual que la cebolla. Los dientes de ajo los laminamos bien finos. Si disponemos de unos buenos tomates naturales, le quitamos la piel y las semillas y pasarlos por un rayador para que quede una pasta lo más fina posible. Si no tenemos tomates naturales utilizaremos tomate triturado en conserva. El caldo de pescado se puede hacer previamente o comprarlo ya hecho.

Troceamos el bogavante, separar las pinzas y la cabeza cortándola a la mitad longitudinalmente. El cuerpo lo cortaremos en rodajas aprovechando las anillas del mismo. Todo el jugo que suelte el bogavante en esta manipulación será recogido para añadirlo al caldo de pescado, y de esta manera intensificar el sabor de la preparación.

Para la preparación utilizaremos una cazuela de tamaño adecuado que pondremos a calentar a fuego medio con un chorreón de aceite de oliva virgen. Cuando esté caliente echar el ajo junto a la cebolla y el pimiento, con un poco de sal por encima, y sofreiremos a fuego medio durante unos 6-8 minutos, hasta que se pochen bien tanto la cebolla como el pimiento, removiendo para que se cocinen bien por todos lados. Agregamos a la cazuela las dos mitades de la cabeza del bogavante y las rehogamos un par de minutos junto al sofrito. Si quieres puedes añadir las pinzas, a las cuales les damos unos golpes para romperlas y suelten más sabor.

Echamos el pimentón, lo removemos para mezclar y cuando se haya cocinado un minuto echamos el tomate triturado a la cazuela, bajamos a fuego suave, salpimentamos bien y mezclamos, dejar que el tomate se cocine y se reduzca unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando. Vamos a esperar a que el tomate se espese cuando se haya evaporado su agua, y entonces echamos el arroz, el cual rehogamos un poco a fuego medio para que vaya tomando los sabores.

Vertemos después el caldo de pescado, que habremos calentado previamente con unas hebras de azafrán disueltas en el mismo, de forma que el arroz quede bien cubierto con el mismo, y cuando empiece a hervir lo mantenemos a fuego suave hasta que quede hecho el arroz, lo que llevará entre 15 y 20 minutos. 

Cuando quede poco para que el arroz esté en su punto vamos a agregar las anillas del cuerpo del bogavante, bien repartida por el arroz, y dejamos que se cocine, lo que no va a llevar demasiado tiempo, ya que queremos que queden jugosos. Al acabar apagamos el fuego y dejaremos unos últimos 5 minutos de reposo.

Con la cantidad de caldo indicado nos debe quedar un arroz más bien seco, pero si te gusta que quede un arroz caldoso deberás agregar un poco más del mismo, hasta llegar al litro. Controla siempre que la cocción del arroz es la adecuada antes de retirarlo del fuego, y si va necesitando más caldo, agrégalo poco a poco y siempre caliente. Para la terminación de arroz caldoso no se tiene que dejas reposar, corres el riesgo de que el arroz se pase.

 

Presentación

Servir caliente.