Huevecillos o Repápalos extremeños

Sapillos, Sapetes, Papones, Güevecillos

repápalos

 

Es un dulce típico de la provincia de Cáceres. Son muy populares en zona del Jerte y Campo Arañuelo. Su origen se remonta a la cocina sefardí. En Cáceres son muy habituales que se sirvan en el periodo de Semana Santa.

Los huevecillos o repápalos los podemos presentar guisados para acompañar un primer plato, o bien con leche, para tomarlos como postre.

Os presentamos las dos versiones y algunos detalles más.

 

Ingredientes

 

Para hacer los huevecillos:

  • 4 Huevos
  • Pan rallados
  • Aceite de oliva virgen extra sabor suave

Para guisarlos:

  • Media cebolla
  • Un ajo
  • Cilantro seco
  • Una cucharada de harina
  • Sal
  • Agua

Con leche:

  • Leche
  • Canela molida
  • Azúcar
  • Opcional una cáscara de limón o naranja

 

Elaboración

En una fuente batimos los cuatro huevos. Vamos añadiendo el pan rallado o la miga de pan, poco a poco y moviendo la mezcla, hasta que formamos una masa no muy espesa.

En una sartén ponemos a calentar aceite de oliva abundante. Colamos una taza de agua para remojar el tenedor cada vez que echamos la masa en la sartén. Rellenamos el tenedor con la masa y la ponemos en la aceite para freír. Pasamos el tenedor por el agua para que no se pegue la masa. Cogemos otro poco de masa y la ponemos a freír y así sucesivamente. Tenemos que tener cuidado pues se fríen rápidamente y debemos sacarlos antes de que se quemen.

Cuando hemos terminado con la masa, reservamos los huevecillos o repápalos.

 

 Ahora la terminación: 

HUEVECILLOS GUISADOS

En una fuente ponemos un chorro de aceite de oliva y freímos la media cebolla. Cuando la cebolla está lista, freímos una cucharada pequeña de harina y añadimos medio litro de agua, suficiente para cubrir luego los huevecillos. La harina nos espesará la salsa. En un mortero machamos el ajo y el cilantro (seco) con un poco de sal. El «machao» se añade a la cazuela. Por último, incorporamos los huevecillos y dejamos cocer unos minutos a fuego lento para que se tomen.

Se suelen servir calientes. Incluso como guarnición.

HUEVECILLOS CON LECHE

En una cazuela ponemos la leche a cocer con canela molida y azúcar. Podemos añadir también una cáscara de naranja o limón y utilizar también canela en rama. La cantidad de leche, depende del número de huevecillos que hayamos realizado; deben quedar cubiertos. Añadimos los huevecillos y dejamos cocer a fuego lento durante seis minutos.

Dejar reposar en la nevera para que tomen más sabor.

Se sirven, preferentemente, fríos, a modo de postre.

 

Notas

Se puede tomar caliente como primer plato los guisados, o fríos, para postre, los de leche.

También se añadían el final de la cocción del típico cocido extremeño, cuando los garbanzos están a punto, dejándolos cocer unos minutos junto con el cocido para que se empaparan del guiso. Luego se servía un repápalo por comensal en el plato de los garbanzos.